Gure Ahotsa, blog-a, sortu berri dugun talde bat gara, Errenteriako Osasun Mentaleko Zentruko kidekoak.
Gure asmoa hemen lantzen ditugun gaiak zuekin partekatzea da: iritziak, bakoitzaren bizikizunak eta bestelako zenbait gai:errezetak, bidaiak, poesiak, kontakizunak... Hemen aurkituko dituzun ideiak positibo eta interesgarriak dira.

jueves, 29 de enero de 2015

SALIDA AL PLANETARIUM DE MIRAMON, SAN SEBASTIAN

Ayer hicimos una salida en grupo 18 compañeros de la unidad de día de Rentería.
Se trataba de ir a ver una película al planetarium de unos 30 minutos sobre los orígenes de la vida.

Nos juntamos en Iztieta como punto de encuentro y subimos en autobús hasta Hospitales, de allí un paseo hasta el parque tecnológico de Miramón. Alrededor del parque estuvimos viendo unas maquetas de muchos edificios conocidos de Guipuzcoa: Santuario Loiola, caseríos tradicionales, Basílica de Aránzazu, Edificio Diputación Gipuzkoa, Plaza de Constitución de Donostia...

Tomamos algo en la cafetería todos juntos y después entramos al planetarium. La entrada nos costo 1€, el resto lo subvencionó Osakidetza.

El cine es como el interior de media pelota de baloncesto, todo curvo. Nos dijeron que se proyectaban con 10 proyectores simultáneamente. La película se notaba bastante antigua, cerca del año 2000 pero estaba muy actual el mensaje que transmitía.
El origen de las especies y su evolución a través de la selección natural del más aptoDesde los orígenes de nuestro Sistema Solar y la Tierra, donde el ser humano evolucionó, hasta la búsqueda de vida o de señales de vida en otros planetas, como la exploración del planeta Marte. Una excelente oportunidad para responder a preguntas tan capitales como ¿de dónde venimos y a dónde vamos?.

Es un cine de alta calidad en el que se pueden ver otras películas.

Si queréis saber más acerca del Planetario y del Museo de la Ciencia donde está, podéis mirar AQUI, es muy buen plan para hacer ahora que viene el mal tiempo...

Lo importante para mi fue la sensación de hacer planes con más personas, tener un rato para hablar con la mayoría de ellos, coger confianza a poder desenvolverme en diferentes ambientes, ser consciente de mi enfermedad y por ello no limitarme a la hora de querer hablar con alguien,
Una salida recomendable, amena, corta de tiempo, entretenida y muy económica.


Juanfran

lunes, 26 de enero de 2015

FRASES PARA LA REFLEXIÓN...

Este año por Navidades Jaione la Terapeuta nos regalo un calendario de auto-ayuda escrito por R.W.ALLEY. Cada Semana leemos las frases y las analizamos. Nos ayudan bastante para ser conscientes de muchos detalles que en el día a día se nos escapan.

Ahí van algunas frases:

"No intentes poder con todo. Si los problemas se nos acumulan y sentimos que estamos desbordados es mas fácil analizar cada problema por separado para encontrar una solución."

"Impúlsate para lograr tus metas.Confía en ti mismo, !puedes lograrlo!."

"No importa la edad que tengas,todos tenemos miedos e inseguridades que nos atenazan. Lo importante es convivir con ellos y aprender a controlarlos."




  "Mírate en el espejo cada día con respeto hacia ti mismo. Sonríe dándote ánimos con sinceridad."





"Alimenta al niño que llevas dentro. Busca tiempo para jugar y reír."

" Escucha tus propias palabras,escucha a tu corazón, a tus emociones."

"Saborea la comida.Comer no es solo alimentarse, también es divertirse cocinando y reunirse con los amigos alrededor de una mesa."

"Aunque a veces te invada la tristeza, no te refugies en la soledad. Piensa en las cosas buenas que tienes y separa lo malo. Ser positivo requiere mucho esfuerzo pero tiene una gran recompensa."


"El trabajo voluntario a quien más beneficia es a quien lo realiza.Ayuda a crecer por dentro y a construir mejor el mundo que nos rodea."

"Si analizas tu forma de ser y descubres que algo está atormentado,detente,valora lo que te produce el malestar e intenta pulirlo."

Estas son algunas frases de este mes de Enero ¿ Qué os parecen?

En febrero volveré con algunas más.

Lourdes B.

viernes, 23 de enero de 2015

Qué dificil ser autónomo....


 Esta semana hemos visto un texto, “ La fabula del aguilucho”, que nos ha venido muy bien para reflexionar acerca de la autonomía, la dificultad de anteponer las capacidades a las limitaciones, la comodidad de la rutina frente al riesgo, a intentar dar un giro a algún aspecto de nuestra vida…

 En general, todos coincidimos en que , cuando se sufre una enfermedad mental, nos cuesta mucho  fijarnos en todas las capacidades y potencialidades que tenemos, pues las dificultades nos pesan más y en ocasiones, nos tumban. Pero todos tenemos esas capacidades. Hay que abrir los ojos, ponerse buenas gafas y buscar esas cosas que sí podemos hacer, pues si no las hacemos, con el tiempo vamos a perder esas capacidades y nos va a pasar como al águila, que pese a ser un ave no sabía volar por falta de costumbre…

A veces nos da miedo empezar a hacer cosas por nosotros mismos. Pero también es verdad que en ocasiones es más cómodo ser dependientes, dejarnos cuidar  y que sean los otros los que nos cuiden. Por eso nos ha venido bien leer este texto  reflexionar un poquito sobre él. Como dice uno de nuestros compañeros, la moraleja es:
“Estira bien tus alas y descubre tus grandes capacidades”.



¿Qué decís los demás? Os dejamos la fábula, a ver si estáis de acuerdo con nuestras reflexiones. Un saludo


 FABULA DEL AGILUCHO

 Erase una vez un granjero que, mientras caminaba por el bosque, encontró un aguilucho malherido. Se lo llevó a su casa, lo curó y lo puso en su corral, donde pronto aprendió a comer la misma comida que los pollos y a comportarse como ellos.

Un día un naturalista que pasaba por allí le preguntó al granjero:

-          ¿Por qué este águila, el rey de todas las aves y pájaros, permanece encerrado en el corral con los pollos?

El granjero contestó:

-          Me lo encontré malherido en el bosque, y como le he dado la misma comida que a los pollos y le he enseñado a ser como un pollo, no ha aprendido a volar. Se comporta como los pollos y, por tanto, ya no es un águila.

El naturalista dijo:

-          El tuyo me parece un bello gesto, haberle recogido y haberle curado y cuidado. Además, le has dado la oportunidad de sobrevivir y le has proporcionado la compañía y el calor de los pollos de tu corral. Sin embargo, tiene corazón de águila y con toda seguridad se le puede enseñar a volar. ¿Qué le parece si le ponemos en situación de hacerlo?.

-          No entiendo lo que me dices. Si hubiera querido volar lo hubiese hecho. Yo no se lo he impedido.

-          Es verdad, tú no se lo has impedido, pero como tú muy bien decías antes, como le enseñaste a comportarse como los pollos, por eso no vuela. ¿ Y si le enseñáramos a volar como las águilas?

-          ¿Por qué insistes tanto? Mira, se comporta como los pollos y ya no es un águila, qué le vamos a hacer. Hay cosas que no se pueden cambiar.

-          Es verdad que en estos últimos meses se esta comportando como los pollos. Pero tengo la impresión de que te fijas demasiado en sus dificultades para volar. ¿Qué te parece si nos fijamos ahora en su corazón de águila y en sus posibilidades de volar?

-          Tengo mis dudas, porque ¿qué es lo que cambia si en lugar de pensar en las dificultades, pensamos en las posibilidades?

-          Me parece una buena pregunta la que me haces. Si pensamos en las dificultades, es mas probable que nos conformemos con su comportamiento actual. Pero ¿no crees que si pensamos en las posibilidades de volar esto nos invita a darle oportunidades y a probar si esas posibilidades se hacen efectivas?

-          Es posible.

-          ¿Qué te parece si probamos?

-          Probemos.

Animado, el naturalista al día siguiente saco el aguilucho del corral, lo cogió suavemente en brazos y lo llevo hasta una loma cercana. Le dijo:

-          Tu perteneces al cielo, no a la tierra. Abre tus ojos al vuelo. Puedes hacerlo.

Estas palabras persuasivas no convencieron al aguilucho. Estaba confuso y al ver desde la loma a los pollos corriendo, se fue dando saltos con ellos. Creyó que había perdido su capacidad de volar y tuvo miedo.

Sin desanimarse, al día siguiente, el naturalista llevo al aguilucho al tejado de la granja y le animó diciendo:

-          Eres un águila. Abre las alas y vuela. Puedes hacerlo.

El aguilucho tuvo miedo de nuevo de si mismo y de todo lo que le rodeaba. Nunca lo había contemplado desde aquella altura. Temblando, miró al naturalista y saltó una vez más hacia el corral.

Muy temprano al día siguiente el naturalista llevó al aguilucho a una elevada montaña. Una vez allí le animó diciendo:

-          Eres un águila, abre las alas y vuela.

El aguilucho miró fijamente los ojos del naturalista. Este, impresionado por aquella mirada, le dijo en voz baja y suavemente:

-          No me sorprende que tengas miedo. Es normal que lo tengas. Pero ya veras como vale la pena intentarlo. Podrás recorrer distancias enormes, jugar con el viento y conocer otros corazones de águila. Además estos días pasados, cuando saltabas, pudiste comprobar que fuerza tienen tus alas.

El aguilucho miro alrededor, abajo hacia el corral, y arriba, hacia el cielo. Entonces, el naturalista lo levantó hacia el sol y lo acarició suavemente. El aguilucho abrió lentamente las alas, y finalmente con un grito triunfante, voló alejándose en el cielo. Había recuperado por fin sus posibilidades.


lunes, 19 de enero de 2015

TE RECUERDO

Aunque han pasado
varios años
desde la última vez
que te vi
te recuerdo.

Tus bonitas palabras
las tengo grabadas
en mi mente y
en mi corazón.

Sé que no nos volveremos
a ver porque tú
así lo decidiste.

Aunque me duele
aceptaré tu decisión
durante el resto de mi vida.

Valoro tu inteligencia,
tu sabiduría,
tu simpatía,
tu saber estar,
tu humildad,
tu humanidad ...

Deseo que seas feliz
con una mujer
que te quiera de verdad.

No respeté tus códigos,
tu ética,
y es algo de lo que
me arrepentiré siempre.

Nada ni nadie
puede prohibirme
que te quiera
desde lo más profundo
de mi ser.

Sólo puedo decir que
te recuerdo.

Gemma

jueves, 15 de enero de 2015

MIS PRIMEROS DÍAS EN LA UNIDAD DE DÍA: El "ÑIÑO" DE MI INTERIOR.

Mi lenguaje podrá  parecerte infantil, pero es así como me quiero sentir, porque son piezas que me faltan para completarme. Siento haber vivido mil vidas en la noria de las reencarnaciones, y siempre buscando lo que falta para tener sentido todo lo que hago.
La Unidad de Día, o el “cole” como prefiero llamarlo yo, me ha dado la oportunidad de rascar una montaña de sentimientos que tengo dentro de mi yo interior o que me rodean y ahora soy capaz de interpretarlos más correctamente.

No te voy a engañar, el cole es muy divertido y siempre estamos jugando, es cuestión de darle imaginación y tener el corazón abierto a Dios. Todo lo demás nos lo da en cada momento que Él crea y no se olvida de nosotros en ningún momento.
Mi inteligencia me alcanza a decir que no se nada de nada y que todo cambia en un instante. Ahora es más fácil integrarme a nuevos grupos y ponerme de acuerdo con gente con la que no estoy de acuerdo, porque todo me hace reír.


Voy conociendo a los que aquí estamos, a las “profes” y a los demás compañeros. Son todos excelentes, suelo tener un momento para cada uno, y a veces puede parecer mucho o poco, pero eso es algo que luego tiene más significado que el que parece que le damos en en momento que ocurre.

Os contaré como vine a este centro de día: Mi vida era una gran suerte para mi porque me estaban pasando cosas maravillosas, (eso veía yo pero no lo demás) Un día en que más arriba me vine, llamaron a la policía y siete agentes  me ingresaron en un Locutorio, jeje, Maniconio o llámale Psiquiátrico, unos 33 días, decían que estaba muy arriba, muy alterado. Yo apenas podía contar lo que sentía porque no hay palabras ni entendimiento posible cuando tienes un tipo de sueños aunque sean despiertos.
Allí en San Sebastián me trataron como a un cliente vip 5 estrellas. Me daban todo lo que necesitaba y el trato fue maravilloso aunque en mis silencios lloraba por haber perdido mi equilibrio de libertad. Estuve también en una unidad de colegio para mayores; me divertía todo lo que me dejaban, pero como venia de un ingreso, no confiaban en que mis ideas fueran a servir de algo y me restringían el material al que podía tener acceso.

Un día me dieron la alegría de que me cambiaban de centro al de al lado de mi casa, lo había visto un día en una visita y me parecía super preparado tanto en instalaciones, como en personal docente y en compañeros de actividades.  Este es el Centro de Día de Renteria, pero yo lo voy a llamar “COLE” de colegio, porque todo son escalas es las que queramos encajar, y yo ya te cuento que busco a mi ÑIÑO INTERIOR, el que me lo da todo y al que se lo quiero dar todo.

Desde el principio vi que podía aprender mucho de mi ñiño al ingresarlo en este colegio, asi que no opuse ninguna resistencia y le di alas al proyecto. Y no falló, quería venir todos los días y apuntarse a todas las actividades que le mandaban. Otras las veía y sencillamente me acercaba y me ponía a jugar con ellos. Imagínate, planchar, cocinar, fregar,  pintar, charlar, dibujar y mil cosas más que ahí están para quien quiera ponerse a recuperar esas pequeñas instrucciones que llevamos en el corazón y sabemos que nuestras madres nos las enseñó. En mi caso, cada paso que daba aquí, era como miles de pasos de otras civilizaciones queriendo lo mismo que yo y que me apoyaban a seguir. Dentro de mi brotaban innumerables lágrimas porque me hacían sentirme pequeño, frágil, vulnerable, como necesitando a mi madre, y eso es lo que me hizo cambiar, lo daba todo por mi madre, y a través de ella me enseña lo mejor de mi padre, me da recuerdos.


Ahora busco las autenticas cosquillas, las que me llevarán a los brazos de mi madre y de mi padre.
Si, todo esto lo aprendo en el cole y con las personas con las que estoy.


Gracias a todos, mil besos por llegar a mostrarme que hay verdades eternas y que hay que seguir creciendo. Cada uno a su ritmo. Suerte y besos para todos. De corazón a corazón.

                                                                                                                       Juanfran