Gure Ahotsa, blog-a, sortu berri dugun talde bat gara, Errenteriako Osasun Mentaleko Zentruko kidekoak.
Gure asmoa hemen lantzen ditugun gaiak zuekin partekatzea da: iritziak, bakoitzaren bizikizunak eta bestelako zenbait gai:errezetak, bidaiak, poesiak, kontakizunak... Hemen aurkituko dituzun ideiak positibo eta interesgarriak dira.

lunes, 27 de enero de 2014

ESPAGUETIS CON BECHAMEL DE ESPINACAS

Pese al nombre, es un plato muy fácil.

Lo primero, poner agua a hervir, con un poco de sal y aceite. Cuando esté lista, echamos los espaguetis y hervimos 10 minutos aproximadamente. Mientras tanto, vamos haciendo la bechamel: ponemos 500ml de leche a calentar, y cuando llega a ebullición, incorporamos mezcla de aceite (50ml y harina 50Cl), y removemos un par de minutos. Cuando la bechamel va espesando y haciendo plof-plof, incorporamos las espinacas (lavadas y troceadas) y dejamos hervir unos 5-10 minutos. 

Una vez transcurrido dicho tiempo, mezclamos espaguetis (escurridos) con  la bechamel. Se puede añadir trocitos de bacon fritos y un par de claras de huevo, para darle más sabor y soltura.

On egin!!

viernes, 24 de enero de 2014

"AL AMIGO"


Estas palabras
son para ti
y no quiero que te enfades
ni herirte tampoco
si tú no las entiendes.

   No me pidas el cielo
cuando no sé dónde está
ni yo mismo lo tengo.
A cambio, procuraré no darte
mi infierno.

   No me pidas demasiado
porque no sabré dártelo
y porque en eso, todos decepcionamos.

  No me pidas que decida por ti
porque eso es trabajo de cada uno.
Lo que si podría ofrecerte
es quizás, si pudiera, 
ampliar tu horizonte
para ver así un poco mejor.

   No me pidas que te salve
de ti mismo, 
porque eso no sé hacerlo
ni siquiera conmigo.
Lo más, compartir cosas
y caminar un rato juntos
para intentar así, quizás, 
poder llegar a algo lúcido.

   No quieras hacer una cárcel
de nuestra amistad, 
porque eso yo  no lo quiero
y al final se acaba mal.

   Acuérdate tú también
de que no te pida 
yo tampoco 
lo que no puedas darme
ni aquello que yo no esté
dispuesto a darte
y de que cada uno 
se marca su vida
y su sendero.

  Lo que sí podrías pedirme es
"si yo quisiera ser tu amigo".

   Estas palabras
son para ti
y no quiero que te enfades
ni herirte tampoco
si tú no las entiendes.

            José Angel 

martes, 21 de enero de 2014

TAMBORRADA DE SAN SEBASTIAN

Ayer fue un día especial, el día de San Sebastián, y aprovechando que estamos cerca fuimos a ver la tamborrada infantil que se hace por la mañana. Desfilan los niños(unos cinco mil) agrupados por colegios y van vestidos de militares, cocineros,cantineras etc. y van tocando el tambor al son de las canciones tipicas.
Como en los ultimos años, el tiempo no acompañó, estuvo un poco revuelto y la fiesta  no quedó muy lucida,pero a nosotros nos gustó, los niños disfrutaron y también las familias  ( un poco ateridas de frío, todo hay que decirlo)



Es una fiesta que se celebra con gran expectación y pasión todos los años. Su origen no está claro, algunos lo atribuyen al redoble que sobre las herradas producían las chicas de servicio y sus acompañantes - menestrales y soldados- mientras aguardaban el turno ante una de las tres fuentes que hacia 1836 abastecían de agua a la ciudad.  Otra teoría (la de Aloña) es que los donostiarras, asediados por los franceses e ingleses, se amotinaron e hicieron ruido con tambores para parecer más numerosos y así asustar a los enemigos. Más cierto parece que este movimiento nació como comparsa del Carnaval. En fin...


 El caso es que es una fiesta intensa, empieza a las 00:00h con la izada de la bandera en la Plaza de la Constitución y dura tan solo 24h pero la gente la vive con mucha emoción y sale a la calle a ver los desfiles en los que participa mucha  gente.

Como muestra, este video de una tamborrada de adultos:



Aquí os dejamos el enlace con la web oficial  de la TAMBORRADA para que investiguéis más cosas sobre esta fiesta...y os den ganas de disfrutarla.

Aloña A.

viernes, 10 de enero de 2014

" POR TI"

Me gustaría un poco de calor
detrás de tus palabras.
Dejar a un lado
la frialdad de lo aprendido
y escalar murallas
derribando escudos y corazas.

Mirar de frente a tus ojos
sin que los silencios
me aturdieran
y dar paso a la guerra
con espadas o sin ellas
para encontrar un terreno común
en el que encontrarnos
y poder gritar
sin reservas ni tapujos
que "siento algo".

Ver lo que hay delante
sin parapetos ni barricadas
y adivinar lo que se oculta
antes de que todo se vuelva
turbio otra vez
por haber dejado pasar
el momento
y quizás encontrar algo
que merezca la pena
para ya no dejarlo perder.

Respirar en lo alto
de la montaña
mirando al cielo azul
olvidando lo ruin
de la vida cotidiana
y poder asi volar
un poco más alto
y no aterrizar jamás.

Puede que detrás de todo esto
se oculte también
un "beso".

Siempre hay tiempo
para volver otra vez
a lo mismo de siempre
pero recordando lo sucedido.


                                                                                                                                          Jose Angel

viernes, 3 de enero de 2014

"BOTICAS Y PROFESIONALES: SI O NO "


 

No dudo o no quiero dudar de la profesionalidad, del buen hacer ni de la buena voluntad ni de la ética de los profesionales de la mente. Han dedicado muchos años a aprender para poder ayudar algún día a personas con problemas y siguen aprendiendo tratando día a día con dichas personas. Pero hay que entender que a pesar de todos los avances que se producen en la medicina, ésta no es una ciencia exacta. Cada paciente requiere de un estudio y de un período de pruebas hasta poder dar con los fármacos adecuados y en su dosis más acertada, y hay que reconocer que eso no es tan fácil hacerlo. También se puede precisar de una ayuda o apoyo psicológico para animar a la persona a no caer en el abandono.

                Los fármacos por sí solos no son la panacea de todo, pero es verdad que son importantes, porque muchas veces poco se puede hacer sin ellos. Además rompen con una dinámica mental que puede estar equivocada y por eso generan también sufrimiento. Sufrimiento entendido desde la óptica de que los que están medicados no pueden rendir muchas veces lo que quisieran, impiden pensar con demasiada claridad y merman algunas facultades. Pero ese período hay que pasarlo y es prácticamente inevitable.
                
                A veces se puede llegar a pensar que si antes estábamos mal, con los fármacos nos sentimos quizás peor, porque no reconocemos ese estado. Pero hay que tener cuidado con los engaños que nos juega la mente. Parece que nos cuesta ponernos en manos de profesionales porque nos da la sensación de que estamos a su merced y también dependemos de ellos por lo menos una buena temporada.

                Los fármacos son drogas, sí; pero ¿por qué llega a darnos tanto miedo todo eso y luego nos metemos cualquier porquería que nos dan en la calle o en donde sea?.

                Creo que no es necesario haber padecido una enfermedad mental para poder conocerla. Nosotros la conocemos desde dentro porque la sufrimos, pero cada uno es distinto porque las circunstancias que nos rodean son distintas para cada cual y cada uno tiene una vida propia aunque se puedan parecer en matices.

                Me parece también que algunos pecamos de creer saber más que los profesionales y que puede que queramos ser nuestros propios médicos y terapeutas.

                Algunos también dicen que a  los profesionales de la mente les interesa que haya enfermos, porque viven de ellos. Puede que sea cierto, pero pienso que no van tampoco creando enfermos. Si alguien acude es porque cree sentirse mal por las circunstancias que sean y solicitan ayuda. Tampoco creo yo que obliguen a nadie a acudir a la consulta.



               A fuerza de años de estar conviviendo con la enfermedad uno va aprendiendo algo, sobre todo al contrastarse e identificarse en parte con otros de su igual y al ampararse en profesionales. Pero los enfermos somos nosotros y no los terapeutas aunque a veces parece que se puedan contagiar un poco de nuestras patologías y todo eso hay que tenerlo un poco en cuenta.

               También creo que es necesario aceptar la enfermedad y más cuando estamos sometidos a tratamiento; pero tampoco hay que resignarse a ella, porque si lo hacemos, dejamos también de luchar y renunciamos a todo. Cada uno tiene que poner mucho de su parte para poder ir mejorando poco a poco e ir encontrando un entorno propicio para ir expresándose, encontrarse también un poco cómodo, e ir saliendo de ese aislamiento a que ha sido abocado a causa de su enfermedad, sin crear por ello tampoco ningún guetto y, no tirar la toalla al primer traspiés. Para eso también se puede necesitar ayuda y más cuando uno cree que lo ha perdido todo.

                Pero hay que ir fortaleciéndose también e ir encontrando un poco de paz dentro de la cabeza de cada uno y eso depende mucho de cada cual, poniendo los medios adecuados para ello.

                "Querer es poder", y si hoy no puedes, piensa que mañana quizás si puedas y esa esperanza ir convirtiéndola en realidad día a día sin caer en el desanimo.

                Hace no muchos años a todos nosotros se nos consideraba unos endemoniados y ahora se nos considera enfermos. Los tiempos cambian y la ciencia también avanza; pero con todo eso, cada uno debería luchar también por intentar encontrar lo que de verdad le vale en su vida.

                 Pensemos de paso también que todos tenemos una estrella, unos más pequeña o más grande que otros y que hay más estrellas que personas.

                 A los profesionales no deberíamos considerarles como medio enemigos, sino como posibles aliados que están ahí para intentar ayudarnos, si nosotros nos dejamos ayudar.

                 Y la vida sigue y sigue como si de un carrusel se tratara y cada uno tiene que resolvérsela poco a poco.

                  Sin nada más, un saludo y hasta pronto. 

                                                                                                                                               José Angel