Gure Ahotsa, blog-a, sortu berri dugun talde bat gara, Errenteriako Osasun Mentaleko Zentruko kidekoak.
Gure asmoa hemen lantzen ditugun gaiak zuekin partekatzea da: iritziak, bakoitzaren bizikizunak eta bestelako zenbait gai:errezetak, bidaiak, poesiak, kontakizunak... Hemen aurkituko dituzun ideiak positibo eta interesgarriak dira.

viernes, 21 de febrero de 2014

"COMPLEJOS"

          Cuando hablamos de autoestima hablamos de ser positivos sobre todas las cosas. ¿Y qué pasa si después de intentarlo se nos hace imposible serlo?. ¿Qué falla ahí?.

    Desde muy pequeños adquirimos roles ya en la guardería, después en el colegio y luego en la sociedad. Evidentemente todos no podemos ser "güay del Paragüay" y creo que de ahí nos vienen o nos van viniendo los complejos, a compararnos los unos con los otros.

    Esos complejos van más allá de tener un culo más o menos gordo, unas piernas torcidas o una nariz determinada. Hablo de lo que no queremos vernos y que nadie quiere reconocer y menos que se lo noten. Complejos del "tipo X" tenemos todos, creo yo. Pero me voy a ceñir un poco más en lo que a nosotros nos atañe como enfermos.

    He oído en varias ocasiones, en momentos concretos, lo de "loco sí, lo que tú quieras, pero tonto no, ¿eh?, eso no". Se habla mucho de la estigmatización de la sociedad a los que padecen de un trastorno psíquico y nosotros también, creo, que al refugiarnos un poco en eso nos hacemos "perros más verdes aún" o "medio extraterrestres". Eso mina mucho y aparte de los  complejos de todo el mundo, nace lo de "soy un inútil", "no valgo para nada", "para qué voy a luchar", etc.



    Es verdad que la medicación puede mermar capacidades por intentar evitar un mal mayor. Pero, cuidado, no confundamos las cosas, ni que nos tomen por tontos porque no lo somos ¿eh?. Y si no, que se lo pregunten a algún enfermo y a ver que contesta.

    En este mundo loco, todos estamos locos, unos más que otros, y de esos, unos están en tratamiento y otros muchos no y encima van de normales porque nunca les han cuestionado nada ni se han cuestionado nada tampoco ellos mismos. Pero cuando a uno se le rompe la vida, eso mismo trae muchas preguntas y muchas interrogantes y se puede empezar a dudar de todo o de casi todo.

    Si un enfermo está estabilizado, más o menos, sin estar "zombie" o "lobotomizado", como dicen algunos, creo que  hay que intentar olvidar o dejar a un lado lo de "tonto" y dejar de compararse ni envidiar a los que no han sido psiquiatrizados, como si ellos estuvieran exentos de "problemas" y de "complejos".

    Y vuelvo a repetir, "loco puede, pero tonto no, ¿eh?", y que no quieran hacerme sentir así. ¿Vale?. Pues eso.

    Hasta pronto. Un saludo.

               José Angel          

1 comentario:

  1. ja, ja, ja, que bueno tu artículo!!y muy cierto, de tontos nada... que ya lo dice el refrán "los niños y los locos dicen siempre la verdad". A por la vida, que nos espera y hay que vivirla con ganas, moral... y como tú dices, sin complejos. Sebastián, Valladolid.

    ResponderEliminar