Gure Ahotsa, blog-a, sortu berri dugun talde bat gara, Errenteriako Osasun Mentaleko Zentruko kidekoak.
Gure asmoa hemen lantzen ditugun gaiak zuekin partekatzea da: iritziak, bakoitzaren bizikizunak eta bestelako zenbait gai:errezetak, bidaiak, poesiak, kontakizunak... Hemen aurkituko dituzun ideiak positibo eta interesgarriak dira.

lunes, 28 de septiembre de 2015

TEORIA DEL ENTENDIMIENTO DEL PASADO

Cuando una persona tiene una teoría, y la quiere publicar, es porque se la cree, es decir, ante todo y primero el que ha descubierto la teoría la cree y considera verdadera, alguien que descubre algo, siempre por lo menos cree haber descubierto algo. Por lo tanto rechaza las posibilidades restantes. Yo quiero explicar mi teoría, que creo que es verdad. Antes de ser publicada el que lo ha descubierto la considera teoría, cuando es publicada, contrastada y aprobada se considera verdadera, sin embargo a partir de ahí se la sigue denominando teoría. Yo no soy ningún experto, pero he pensado mucho y durante mucho tiempo, y hoy quería hablar de que la existencia va de seres humanos y el centro de todo es el ser humano. Parece que no es un avance, dado el historial del ser humano en sus publicaciones, pero me voy a explicar:

Vivimos en el único planeta que alberga vida que se sepa en el entorno conocido, en este planeta hay varios tipos de seres vivos: reinos, phylum, órdenes, géneros, especies… El ser humano se ha considerado a sí mismo el centro de atención e importancia a lo largo de la historia entre todos los seres vivos, donde en cambio está clasificada dentro de los animales por la ciencia, pero se ha querido distinguir de los animales y quizá sea difícil precisamente esta distinción en realidad, uno podría pensar que existen varias razones para que el ser humano se distinga del resto de los animales, entre ellas como que el ser humano cocina su comida por lo general, mientras que la inmensa mayoría del resto de los seres vivos conocidos no se alimentan de cocinados. Otra razón que se me ocurre es la existencia de la religión. El artículo no va de estas razones, aunque otra razón es que uno mismo es un ser humano y por tanto suena mal no situarse en el centro distinguido entre todos los seres vivos.

Mi teoría es que sólo el ser humano entiende su pasado, por lo que tendríamos una razón más para que el ser humano sea distinguido (aparte de que cocina la comida, de que inventa, de que tiene en consideración la religión…), los demás animales no lo entienden, es decir, los demás animales no entienden su pasado aunque recuerden las experiencias, por eso la existencia va de seres humanos. Me explicaré, cuando los demás animales aprenden de la experiencia, creen que han aprendido porque son listos, y cuando se encuentran con un ser humano u otro animal, lo consideran como a un igual, pero sus instintos les dicen si van a comerse a ese animal, si van a aparearse, o si van a relacionarse. Los animales que no son seres humanos no entienden su pasado, tienen experiencias de las que en ocasiones aprenden lecciones, pero como no entienden su pasado creen que han aprendido porque son listos. En cambio el ser humano, entiende su pasado, por eso acepta su presente, y espera del futuro que compense su pasado o mejore su presente. Cuando el ser humano aprende, sabe si ha sido por la experiencia o porque ha sido listo, es el único animal que consigue esto. Por eso el ser humano es el único ser con libre albedrío, también. Y esta es la razón por la cual el aspecto en los animales (no seres humanos) es vinculante a su comportamiento, destino, y evolución. Cuando un animal que no entiende su pasado se encuentra con un ser humano, lo ve como a un igual, porque considera que lo que ha aprendido durante su vida ha sido porque es listo, de manera que su comportamiento hacia el ser humano se basará en sus instintos, no en el libre albedrío. En cambio el comportamiento del ser humano se basa en el libre albedrío. El animal que se encuentre con el ser humano desarrollará su comportamiento hacia el ser humano ya sea relacionarse, aparearse, o atacar para alimentarse según sus instintos, viendo al ser humano como a un igual y creyéndose por tanto tan listo como el ser humano. Por eso la existencia va de seres humanos. El ser humano es el único sujeto que posee el libre albedrío en la vida conocida.

Como el artículo es corto, y tampoco es perfecto, ni me ha dado tiempo, voy a resumir mi teoría: el ser humano es el único ser vivo que entiende su pasado, el resto de los animales no entienden su pasado. Cuando el resto de los animales aprende algo de la experiencia, creen que lo han aprendido porque son listos, entonces cuando se encuentran con otro animal, por ejemplo un individuo de su especie, su comportamiento de entre las posibilidades que hay, que son: aparearse, relacionarse, o alimentarse, se basará en el aspecto del animal con el que se encuentran. Escogerá su comportamiento en base al aspecto físico del otro animal. Por eso entre los demás animales su aspecto físico es vinculante a su comportamiento, destino y evolución. Existe por tanto una relación de igualdad entre una paloma y un ser humano, pero el ser humano sabe la verdad. El ser humano, en cambio, distinguido entre los animales, se comportará basándose en el libre albedrío. Habría que ver en qué forma necesita el ser humano que el resto de la comunidad animal y el medio ambiente sean saludables y en definitiva convenientes, porque afectaría a su propia existencia y presente. Este tema lo dejo para otro capítulo. Sobre lo que he escrito sólo pido respeto. Gracias por leer el artículo:

Iñigo Gartzia Santamaría


2 comentarios:

  1. Muy profundo tu post, Iñigo. Da que pensar. Muy interesante, gracias

    ResponderEliminar
  2. Es inusual encontrarte en la red escritos sobre filosofía como el tuyo. Te animo a seguir escribiendo son muy buenas tus reflexiones. El cerebro del ser humano ha ido evolucionando hasta llegar a la escritura y con ella la memoria física, también en los genes se ha ido gravando la memoria de la especie y así nos hemos convertido en homo sapiens. Es un decir. Perez Zeledón.

    ResponderEliminar