Gure Ahotsa, blog-a, sortu berri dugun talde bat gara, Errenteriako Osasun Mentaleko Zentruko kidekoak.
Gure asmoa hemen lantzen ditugun gaiak zuekin partekatzea da: iritziak, bakoitzaren bizikizunak eta bestelako zenbait gai:errezetak, bidaiak, poesiak, kontakizunak... Hemen aurkituko dituzun ideiak positibo eta interesgarriak dira.

viernes, 17 de junio de 2016

SALIDA ESPECIAL A PAMPLONA

Después de haber visitado Bilbao y Vitoria en mayo de 2014 y en junio de 2015 respectivamente, este año 2016 tocaba visitar Pamplona y así lo hicimos el miércoles 25 mayo.

Madrugamos mucho, porque el autobús salía de la estación de Donostia- San Sebastián a las 8,30h.
Todos íbamos con ilusión, pero sobre todo yo, porque cumplí otro objetivo personal: si antes había callejeado por Bilbao y Vitoria, callejear por Pamplona, y sobre todo por las calles por donde transcurren los encierros de San Fermín, era la guinda al pastel para mí, porque esto no me lo hubiera imaginado yo hace algunos años, ya que estaba muy mal con mi enfermedad mental y ahora, gracias a la medicación y a los profesionales del Centro de Salud mental, a los cuales estoy super agradecido, además de lo citado anteriormente, he conseguido muchas más cosas. No me quiero olvidar de mis compañeros de la Unidad de Día, que son todos majísimos y que también han puesto su granito de arena y han contribuido y ayudado en la felicidad que ahora siento. A ellos les doy también un millón de gracias.

Volviendo a lo que fue el viaje a Pamplona, tengo que decir que mi pasión es la geografía y conocer sitios nuevos. De hecho colecciono mapas y planos de ciudades, por lo que viví intensamente y disfruté mucho en la capital navarra.

Salimos de Donosti a las 8,30h y llegamos a Pamplona a las 9,45h, esta ciudad está a unos 100km de Donosti. Fuimos 13 personas incluidas las terapeutas ocupacionales  (Jaione, Cecilia, Virginia). La anécdota del viaje fue que a unos 5km de Pamplona, tras haber salido de la autovía, el autobús se paró en una isleta. El conductor hizo una llamada de urgencia al mecánico, y este le dijo que tratara de arrancar. Tras unos intentos, por fin pudo volver a ponerlo en marcha y llegamos a la capital sin problemas. Yo me asusté un poco por este incidente, a mi estos imprevistos me matan a nervios.

La ciudad de Pamplona fue fundada por los romanos (aunque previamente había un poblado vascón de nombre Iruñea, de ahí el nombre en euskera de esta ciudad: Iruña). Está atravesada por el camino de Santiago, y es una ciudad acogedora, con un amplia oferta de actividades.


Ciudadela
Nada más llegar, nos dimos un paseo por el parque de la Ciudadela, donde almorzamos. Es una fortaleza, y el pulmón verde de la ciudad. Está considerada como el mejor ejemplo de arquitectura militar del Renacimiento español, y alberga en sus interiores otras fortificaciones, y elementos (vimos cañones, por ejemplo), edificios menores… (también hay esculturas ) que se destinan  a actividades de ocio y culturales (exposiciones…). La ciudadela tiene forma pentagonal, con un baluarte en cada ángulo, y está rodeada por un ancho foso.


Siguiendo nuestra ruta, dimos un paseo por el parque de la Taconera, que tiene un minizoo rodeado por fosos, y en el que conviven ciervos, patos, faisanes, cabras, cisnes, pavos reales…



Parque Taconera
Ayutamiento
Desde aquí nos dirigimos al casco antiguo pasando el Paseo De Ronda, teniendo a la vista el Rio Arga y viendo las murallas, que se construyeron entre los siglos XVI-XVII. Desde la incorporación del reino de Navarra a Castilla en 1512-1515, Pamplona se convirtió en un puesto avanzado de la corona española ante Francia y la función de las murallas y las fortificaciones  durante los tres siglos siguientes será el sostenimiento de la frontera ante posibles invasiones. Siguiendo nuestro camino por el Paseo de Ronda, vimos por fuera el Museo de Navarra, y a continuación los Corralillos, que es de donde salen los toros de los encierros de San Fermin. A partir de aquí hicimos la ruta del encierro: atravesamos la calle Santo Domingo hasta llegar a la plaza Consistorial (sede del ayuntamiento), seguimos por la calle Mercaderes para llegar a la calle Estafeta, que es una calle bastante larga, para girar y llegar a la Plaza de Toros que es el último tramo del encierro.

Plaza Castillo
Desde aquí nos dirigimos a la Plaza del Castillo que es el centro y corazón de la ciudad. Se trata de un cuadrilátero del que parten las callejuelas estrechas del Casco Antiguo. Esta rodeada por un gran número de coloridas casas del siglo XVIII, en los que destacan balconadas, torretas, áticos y ventanales y en el centro de la misma plaza destaca su hermosos kiosko.

Cafe Iruña
Algunos entramos en el mítico Café Iruña situado en esta plaza a donde solía acudir Ernest Hemingway quien se enamoró y apasionó con Pamplona y los San Fermines. Por ello, como homenaje hay una estatua suya en la planta baja de este Café.

Desde aquí dimos una vuelta por el Casco Antiguo para contemplar por fuera de la catedral Santa María La Real, construida durante los siglos XIV y XV. Quisimos entrar pero había que pagar una entrada muy cara para contemplarla por dentro.

Rincón Caballo Blanco
Comimos nuestros bocatas en el rincón del Caballo Blanco, unos sentados en los bancos y otros tumbados en la hierba. Este lugar esta situado al borde de las murallas y tiene connotaciones de la Edad Media y desde un mirador se pueden contemplar barrios de Pamplona, por ejemplo Txantrea o Rotxapea, así como el río Arga.

Fuente farola
El rincón del Caballo Blanco alberga un mesón y allí en la terraza del mismo algunos compañeros tomaron un café y como anécdota vieron al alcalde de Pamplona y estuvieron charlando con él.
Después de reponer fuerzas  desde este lugar  nos pusimos de nuevo en marcha y pasando bajo una casita colgada accedimos a la recoleta plazuela de San José, donde contemplamos la casa más antigua de la ciudad y la única fuente-farola de  la misma.


En esta plaza también está la calle Salsipuedes, que tiene una verja que abre y cierra su entrada, al fondo hay una pequeña iglesia, es una calle sin salida por lo que si se cierra la verja puede ser difícil salir...




En la calle Mayor del casco Antiguo visitamos el Palacio del Condestable, que es el único exponente de la arquitectura civil del s XVI. Ha sido rehabilitado recuperando su apariencia original y tiene elementos como su caprichosa esquina. Hoy guarda el legado y la música del violinista Pablo Sarasate y tiene exposiciones como la que vimos, de madera labrada.
Monumento Fueros



En el paseo Sarasate vimos monumentos como el de Los Fueros, el palacio de Navarra  o la Diputación, edificado a mediados del s XIX  y que es sede de la Presidencia del Gobierno de Navarra.


En la confluencia de la calle Roncesvalles con la Av. Carlos III vimos el Monumento al Encierro, del escultor Rafael Huerta. Mide 11m de largo ha sido realizado en bronce colado y congela en un instante la carrera de los mozos perseguidos por los toros. Fue inaugurado en 2007, la verdad es que a todos nos impresionó mucho.

Monumento al Encierro
Desde aquí nos fuimos a la Estación de Autobuses, situada al lado de la Ciudadela, y de camino vimos el Corte Inglés.

A las 15.30h  cogimos el autobús de vuelta a Donostia, donde llegamos a las 16,40, poniendo punto final a nuestra visita.
El tiempo nos acompañó, y como valoración final de la visita diré que me gustó todo lo que ví. Si tuviera que elegir el sitio que más me gustó, elegiría el Rincón del Caballo Blanco, por el edificio del Mesón y por sus vistas sobre Pamplona. La valoración que le doy a la excursión es de un 10.
Disfrutamos mucho todos.
Un saludo a todos, espero que os animéis a ver esta ciudad.
                                          Jesus B.

5 comentarios:

  1. ¡Qué sitios tan bonitos!!Y qué bien explicado está!! me dan ganas de ir hasta allí a conocer Pamplona. Muy buen artículo, muy detallado y trabajado. ¡Qué nivel!

    Ainara

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitas las murallas y el Ayuntamiento. Muy chula la excursión

    ResponderEliminar
  3. Felicidades por la excursión y muchas gracias por darnos tanta información sobre la ciudad. Este tipo de actividades son geniales, se conocen cosas y se disfruta de la compañía de los amigos y amigas.

    ResponderEliminar
  4. Que bonito todo y que día tan aprovechado¡¡¡¡ enhorabuena por salir de la rutina y divertirse viajando¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Lo pase muy bien en Pamplona, aunque ya lo conocia tengo familiares en esta ciuad. Me gustó lo que más hacer el recorrido de los toros de San Fermín por Estafeta, porque nunca he estado en la fiesta y algun día me gustaría conocer. Gracias ala unidad de dia de Beraun por esta oportunidad.
    Luis Manuel

    ResponderEliminar