Gure Ahotsa, blog-a, sortu berri dugun talde bat gara, Errenteriako Osasun Mentaleko Zentruko kidekoak.
Gure asmoa hemen lantzen ditugun gaiak zuekin partekatzea da: iritziak, bakoitzaren bizikizunak eta bestelako zenbait gai:errezetak, bidaiak, poesiak, kontakizunak... Hemen aurkituko dituzun ideiak positibo eta interesgarriak dira.

viernes, 29 de noviembre de 2013

EL INVIERNO

Cuando llega el invierno, me pongo más alegre porque esta estación me encanta. El aire frío te da en la cara, la atmósfera se limpia de los virus y de toda la polución que hay sobre todo en verano, y se respira muy bien.
Mi sueño siempre ha sido tener una casita en el monte para, en días de invierno poner la chimenea dentro y estar a gustito… En el otoño ( y en el invierno) me gusta pasear por el monte, viendo los árboles, como cambian la tonalidad de sus hojas, ver cómo la gente pasea y va en búsqueda de setas, hongos…( yo no lo hago porque no tengo ni idea), escuchar los trinos de los pájaros… Es una liberación pasear por el monte, estar en contacto con la naturaleza, sin nadie agobiándote, te relajas… y lo mejor de todo, luego llegas a casa ( a mi casita soñada) y te pones la chimenea, te preparas la comida o lo que te apetezca hacer, estás sin estrés y puedes realizarte tu misma: dedicarte a tu ocio que en mi caso es  la lectura, los autodefinidos,  y como ya he dicho antes, los paseos.
También me gusta ver los puestos de los castañeros, que es lo más típico de la estación, es una gozada porque cuando te pones al lado de ellos con el frío que hace, el calorcito de las castañas te da una sensación muy buena y agradable.


Menos la Navidad, todo me gusta del invierno.

MARIA

2 comentarios:

  1. Es muy bueno tu relato, está muy inspirado, muy bien explicado...un saludo de tus compañeros

    ResponderEliminar
  2. maría ya han llegado las primeras nieves que nos permiten soñar, y aunque no tengamos casita con chimenea siempre nos quedarán los paseos. Pérez Zeledón

    ResponderEliminar