Gure Ahotsa, blog-a, sortu berri dugun talde bat gara, Errenteriako Osasun Mentaleko Zentruko kidekoak.
Gure asmoa hemen lantzen ditugun gaiak zuekin partekatzea da: iritziak, bakoitzaren bizikizunak eta bestelako zenbait gai:errezetak, bidaiak, poesiak, kontakizunak... Hemen aurkituko dituzun ideiak positibo eta interesgarriak dira.

viernes, 22 de noviembre de 2013

"SOBRE LA LOCURA"



     Locura, palabra que da miedo pronunciar y de la que queremos oír hablar lo menos posible. Pero, ¿quien no ha tenido alguna vez un ataque momentáneo e irrefrenable de ira al no poder soportar ya más una determinada situación?. O, ¿quien no ha pensado alguna vez en cometer una locura cuando la vida nos supera por todos lados y ya no aguantamos más?, O, ¿quien no ha ahogado sus penas tras unos vasos de alcohol cuando las cicatrices del alma llegan a doler tanto que lo único que queremos es olvidarlo todo?. O, ¿quien con la impotencia ante lo que cree que se le avecina no ha pensado en acabar de una vez con todo y descansar en paz, o empezar de cero?. O, ¿quien no ha tenido alguna vez el caos instalado en su cabeza y se ha podido encontrar tan perdido y solo que no haya sabido por donde seguir?, O, ¿quien no se ha sentido tan agobiado alguna vez que ha estado a punto de reventar por cualquier lado y el miedo o la vergüenza se lo ha impedido?. O, ¿quien ante lo que le ha sucedido o por miedo a lo que le pueda suceder se refugia o se esconce en su casa con la solemne intención de no volver a salir de ella?.


     Cosas de estas creo que nos han sucedido a todos alguna vez. Lo que pasa es que cuando perduran en el tiempo, decimos que necesitamos una ayuda determinada para poder paliar ese sufrimiento o ese estado.
     En esta sociedad nos necesitamos unos de otros aunque solo sea para desahogar todo aquello que hace que un grano de arena lo podamos convertir en una montaña. Pero a su vez, esta sociedad nos vuelve paranoicos según como interpretemos lo que nos rodea.

     La película de la vida es muy complicada porque en ella participamos todos, cada uno a su manera. No es una televisión a la que miramos sentados confortablemente en el sillón de nuestra casa. Nadie es una isla por muy independiente que se considere y necesitamos comunicarnos por lo menos con aquellos que han sabido ganarse nuestra confianza para mitigar nuestras carencias.
     Pero hay que aprender también a bajarse de la propia burra a la que nos hayamos podido subir antes de que esta acabe desbocándose y el daño pueda ser mucho mayor.

     En este mundo creo que ya estamos todos un poco o bastante locos, pero hay que procurar ser sensatos porque todos nos estamos jugando algo. El hilo que une la locura de la cordura puede llegar a ser muy fino y nadie está a salvo de que se le pueda romper por las circunstancias que sean. Tener una enfermedad crónica no es del agrado de nadie y requiere una atención especial de nuestra parte. La locura puede llegar incluso a ser peor que la propia muerte y a cualquiera le puede tocar.

      Pero vuelvo a repetir que la vida es para vivirla y que hay que mirar el hoy, que el pasado pasado está y el futuro es incierto para todos y está por venir. Pero también hay que poner un poco de sentido común, que tanta falta hace y parece que muchas veces se nos olvida que también existe, que por eso dicen que es el menos común de los sentidos.
     Esto solo es un comentario producto de la reflexión.
   

     Muchas gracias y hasta la próxima.



                                                                José Angel

3 comentarios:

  1. Es tan lúcido tu reflexión que me he quedado sin palabras. Nada que añadir lo has dicho todo magistralmente. Chapeau.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo también me he refugiado en las drogas y me estoy recuperando.

    ResponderEliminar
  3. Hola buenas soy de calatayud y yo me he refugiado en las drogas y me estoy recuerando, saludos desde calatayud.

    ResponderEliminar