Gure Ahotsa, blog-a, sortu berri dugun talde bat gara, Errenteriako Osasun Mentaleko Zentruko kidekoak.
Gure asmoa hemen lantzen ditugun gaiak zuekin partekatzea da: iritziak, bakoitzaren bizikizunak eta bestelako zenbait gai:errezetak, bidaiak, poesiak, kontakizunak... Hemen aurkituko dituzun ideiak positibo eta interesgarriak dira.

jueves, 31 de marzo de 2016

SALUD MENTAL


"La vida es del color del cristal con que se mira". Eso dice el refrán. Pero opino que ese cristal depende también de cómo se ha vivido, de lo que se ha vivido, de lo que se esta viviendo en la actualidad y de las expectativas de futuro.

Este mundo medio podrido y con sus realidades plagadas de egoísmos, soberbias y envidias, propician a la ensoñación. Ahí donde todos somos fantásticos, donde casi todo parece perfecto y donde las cosas salen bien.
Pero la realidad es otra cosa. No depende todo solo de uno, como en los sueños, porque la conformamos entre todos, por lo que la parcela que nos toca es relativamente pequeña

   Pero la realidad mas próxima, aparte de soñar despierto de vez en cuando, requiere de nuestra participación particular cuando así lo requiera o el distanciarse un poco cuando así lo consideremos, puede que por evitar males mayores o por eso que ya se sabe de que "muchas veces se contagia todo menos la hermosura".  De ahí que la salud mental penda, muchas veces, de un hilo o que la frontera con la cordura sea un hilo muy fino. Los arrebatos, ya sabemos todos, son ataques momentáneos  de locura o de ira en los que se pierde el control, no se miden las palabras ni los actos y pueden llegar a ser peligrosos


             ¿Cuántas veces no emprendemos una huída hacia adelante o hacia atrás cuando la realidad del momento nos resulta intolerable?


    
      Parece ser que todos tenemos como dos caras, por lo menos, cuando no cien mil, y con lengua de serpiente otros. Yo no soy partidario de ir enfundado en una armadura, porque casi impide el movimiento, pero esta visto que hay que protegerse con un escudo, una espada y un yelmo, en sentido figurado claro, para defenderse de las posibles embestidas de los demás.


            Todos tenemos cosas de las que no nos gusta hablar. No creo que nadie tenga una vida impoluta en la que no haya cometido  errores aunque sea por la inconsciencia de no estar preparado para tomar una decisión. ¿Cuantas veces no se ha delegado en terceros decisiones que tenían que haber sido nuestras?.


          Dicen que "Dios lo perdona todo"  pero que luego somos nosotros los que no sabemos o no podemos perdonar ni perdonarnos. ¿Será quizás porque todo queda grabado en la cabeza, a nivel consciente o inconsciente? Así, la cabeza se va llenando  de cosas que en realidad no valen para nada y que sólo suponen un lastre para nosotros. Por eso es necesario limpiar de vez en cuando el disco duro de nuestra mente, como si de un ordenador se tratara, para poder seguir mejor hacia adelante.


Hay un refrán que dice que "para ir naciendo a lo nuevo hay que ir muriendo a lo viejo". Pero eso parece que cuesta mucho cuando todos tenemos heridas, y algunas de ellas llenas de pus. Hay que sanear esas heridas y conseguir que vayan cicatrizando bien. El dolor se puede convertir en resentimiento u odio que no hacen más que daño. Ya se que los recuerdos son los recuerdos, pero los hay buenos y malos, y sólo nos acordamos, parece, muchas veces, de los malos.

Luego están los problemas cotidianos. Problemas de convivencia, económicos, amorosos, etc. de los que creo que no se salva nadie. Queremos olvidar pero casi resulta imposible hacerlo.

Por todo eso y por otras cosas más resulta que la salud mental no es tan fuerte como creíamos. La depresión, el estrés, el desanimo, etc. están ahí.

Pero también hay cosas que nos pueden hacer un poco felices y que hacen que todos los días no sean un tanto de lo mismo y que animan a seguir un día después de otro.



Yo creo que estamos en este mundo para ser felices, cada uno como sepa y a su manera, a pesar de todo, y no para estar medio agónicos, entre la vida y la muerte, siempre en medio y sin saber qué opción tomar, porque requiere esfuerzo. A veces o muchas veces se necesita ayuda, contar con alguien, que tampoco todo tienen por qué ser traiciones o decepciones.
Pues sí, al final la vida va a "ser del color del cristal con que se mira" y de la confianza que tengamos en nosotros mismos y en aquellos que se lo hayan merecido.
Sin más, un saludo a todos y hasta otra ocasión amigos.

Agur


Jose Angel



4 comentarios:

  1. Muy bien la exposición, bien planteada, desarrollada y concluida...quizás un poco extensa....pero me ha gustado, todo lo que sea reflexionar sobre el funcionamiento de la mente y de sus trampas beneficia a los demás. Ah¡¡!! habéis puesto la foto dos veces....jajja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus aportaciones, ya hemos subsanado los errores, je, je

      Eliminar
  2. Jose Angel nos ha gustado mucho tu artículo, tiene muchas cosas interesantes que nos han hecho pensar. Cierto todo el mundo nos ponemos una armadura invisible conla que protegernos de que nos hagan daño, tambien nos ha gustado mucho tu reflexión sobre las heridas y cicatrices de la vida. Felicidades

    ResponderEliminar